diciembre 22, 2019

Carta de deseos nacionales en la navidad 2019

La Navidad es una celebración que exalta el valor de la amistad entre las naciones, al igual que el de la solidaridad entre los hombres, llamándonos a reconocer en ella un vínculo de hermandad con los más necesitados.

El año 2019 deja entre nosotros signos alentadores acerca de lo que el país puede esperar en 2020. Renovados los poderes públicos a partir de las elecciones generales de medio año, y en virtud de la voluntad demostrada por el Ejecutivo para enmendar desaciertos del pasado en cuanto a designaciones a altos cargos, es posible aspirar en estas festividades navideñas a ver, finalmente, una colaboración armónica, y no sumisa, entre las instituciones del Estado, como manda la Constitución de la República.

Pidamos en esta Navidad que el mencionado estilo de gobierno empodere el liderazgo del que Panamá precisa para alcanzar metas estratégicas en lo social y en lo económico. En cuanto a lo segundo, alcanzar prontamente una reactivación de los diversos frentes de producción, tanto para contener su deterioro como para ampliar y fortalecer nuestra competitividad interna y regional, necesarias para la atracción de capitales y la generación de empleo. Esto será posible en la medida en que se tomen decisiones responsables, especialmente con respecto al salario mínimo. 

Deseemos los panameños, en esta Navidad, políticas de Estado que logren la transformación modernizadora de nuestra educación, conscientes como somos que se trata de una tarea de dimensiones nacionales y de largo plazo, a la cual debemos concurrir todos con sentido de compromiso y visión de destino. De cara a esto, la actual administración tiene para los siguientes cuatro años y medio un desafío inmenso de cuyos resultados todos estaremos pendientes.

Pidamos, también, pasar de las expectativas a los hechos concretos para convertir el Turismo en el factor de progreso que puede llegar a ser, dada la gran riqueza que el país puede aportar a su desarrollo. También tenemos que empezar a aprovechar al máximo posible los beneficios de las Asociaciones Público- Privadas, especialmente para generar fuentes de trabajo en el interior del país.

Que como sociedad y como Estado, asumamos la responsabilidad de prevenir los daños que determinan el cambio climático, que amenazan la existencia de la vida misma en el Planeta. Que aprendamos que, a través del ahorro de agua y energía, protegemos nuestros recursos naturales y contribuimos a la lucha contra el calentamiento global.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, al formular estos propósitos navideños para nuestro país, desea que permanezcamos unidos en torno a los valores, principios, costumbres y tradiciones que nos identifican, para que continuemos siendo ejemplo de paz y de concordia entre las naciones de la Tierra. 

¡Feliz Navidad!

Jorge Juan de la Guardia

Presidente CCIAP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *