enero 2, 2020

FAD cuestiona discurso del Presidente Cortizo

Sobre el discurso de Laurentino Cortizo

Fue un discurso concreto sobre acciones específicas y cuantificables en lo que respecta al sector empresarial (es un gobierno que responde a los intereses de la empresa privada, neoliberal), versus un discurso genérico y abstracto, sin cuantificación (medición) en lo que respecta a los sectores populares, es decir, cómo de manera específica abordarán temas fundamentales como la Caja de Seguro Social, agua, educación, salud, juventud, mujer, inclusión.

Imitando a sus antecesores cuando se referían a los gobiernos que reemplazaban, fue un discurso lleno de “acusaciones” sobre el estado de las finanzas que dejó la administración de Varela, pero carente de medidas concretas (denuncias o demandas) para que las instancias correspondientes investiguen, juzguen y condenen a los responsables.

Un discurso con las mismas propuestas de las administraciones anteriores: incentivo (subsidios) de la inversión privada, promoción de infraestructura pública, “diálogos”, retórica de medidas “sociales”.

Un discurso donde la enorme deuda social y cómo enfrentarla, estuvieron ausentes.
Un discurso carente de autocrítica, donde no admite responsabilidad alguna, en estos aspectos:

· No habló que las deudas contraídas para dinamizar la economía, no han tenido ningún efecto en resolver la situación de estancamiento económico ni el creciente desempleo. Proyectos siguen paralizados, otros ni siquiera arrancan.

· Más de 3,500 millones en bonos y préstamos que se traducirá en mayor endeudamiento, no para enfrentar la deuda social sino para complacer a bancos y transnacionales.

· Aumento de precio de la canasta básica de alimentos.

· Silencio frente al nepotismo en su gobierno, frente a la corrupción, ante la continuada contratación de empresas implicadas en casos de corrupción (caso FCC de Carlos Slim acusada en Panamá y en España por coimas y sobrecostos, a la cual se le acaba de conceder 60 millones de asesorías en el IDAAN), la persistencia de las planillas en la Asamblea y la distribución de jamones, bonos y canastas para alimentar el clientelismo de los diputados de todos los partidos. ¿No era que se acababa el relajo?

· Ninguna explicación sobre la responsabilidad de su gobierno, en estos seis meses, en cuanto a la inseguridad ciudadana con el aumento de la criminalidad y los homicidios, llegando a diciembre, el mes más sangriento en muchos años. Cortizo habló de 14 muertos en La Joyita, cuando los medios informaron de 15 muertes. Fuentes policiales señalan 58 muertes en el mismo mes, que casi duplican los casos del 2018 (30), pero otras fuentes apuntan a 70 casos (ver La Estrella de Panamá, 2 de enero de 2020).

· Tampoco explicó el ridículo ajuste del salario mínimo, el más bajo de la historia.

· Nada sobre cambios a la humillante y entreguista política exterior que se lleva adelante.

· No presentó justificación válida sobre cómo cede a organismos privados, como una consultora afín al poder económico, su facultad constitucional en la designación de magistrados, Procurador, Director de la CSS y sus suplentes, ni en introducir a un organismo internacional como el PNUD en la decisión soberana del pueblo de qué hacer con su Constitución Nacional.

Estamos ante más de lo mismo, como lo habíamos advertido.

Panamá, 2 de enero de 2020.

FAD

FRENTE AMPLIO POR LA DEMOCRACIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *