enero 7, 2020

Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá cierra 2019 como quinto año más seco

El 2019 concluyó como el quinto más bajo de los últimos 70 años en cuanto al registro de lluvias en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá, como consecuencia de una reducción de 20 % en comparación con el promedio histórico.

De acuerdo con los registros del Canal de Panamá, el año 2019 concluyó con 2,149 milímetros de precipitación, lo que representa 20 % por debajo del promedio histórico de 2,695 milímetros, y que lo ubica como el quinto más bajo de los últimos 70 años.

Las bajas lluvias de diciembre mantuvieron la tendencia del año, en el cual todos los meses del 2019 las lluvias en la Cuenca Hidrográfica del Canal fueron menores a su nivel histórico.

Producto de esta situación, que se repite en otras regiones del país afectadas por la falta de lluvias, el Canal de Panamá continuará con las medidas que desde tiempo atrás viene implementando para conservar agua durante las operaciones de la vía interoceánica.

Entre las medidas destacan las siguientes:

•          Suspensión de generación de energía en la hidroeléctrica de Gatún desde octubre de 2018 para no gastar agua a través de las turbinas.

•          Durante el tránsito de buques se implementan acciones de conservación como la eliminación de la asistencia hidráulica en las esclusas panamax, las cuales agilizan el tránsito de los barcos, pero implican mayor uso de agua.

•          Se aplica esclusajes cruzados, es decir, se envía agua entre los dos carriles de las esclusas panamax durante los tránsitos, para reducir su vertido al mar.

•          En la medida en que la dimensión de los buques lo permita, se transita dos barcos al mismo tiempo (esclusajes simultáneos).

•          Se mantiene el uso de las tinas de ahorro de agua en las esclusas neopanamax.

Lago Gatún por debajo del nivel esperado

Las bajas lluvias han provocado que el nivel del embalse Gatún se encuentre muy por debajo del promedio, con el riesgo de no alcanzar los márgenes adecuados para enfrentar la próxima temporada seca.

Esta tendencia también se mantuvo durante diciembre, mes en el que en años anteriores hubo lluvias extraordinarias como las ocurridas con las tormentas La Purísima (2010) y Otto (2016), que provocaron que el lago Gatún alcanzase niveles suficientes para atender la demanda de agua de la población y para las operaciones del Canal, durante la estación seca.

El lago Gatún abastece las potabilizadoras de Mendoza, Laguna Alta, Monte Esperanza, Miraflores, Sabanitas, Escobal, Cuipo y Gatún, así como las operaciones del Canal de Panamá.

El lago Gatún es 10 veces más grande que el Alhajuela, por lo tanto, requiere de mucha más agua de las lluvias para llenarse a un nivel óptimo para enfrentar la estación seca que se avecina.

A las 7:00 a.m. de este lunes 6 de enero, el lago Gatún registró 25.72 metros (84.37 pies), inferior a los 26.80 metros (87.92 pies) del nivel esperado para esta fecha, mientras Alhajuela se situó en 76.85 metros (252.28 pies), en comparación con los 76.63 metros (251.42 pies) del nivel guía.

Hace dos semanas, el embalse de Alhajuela alcanzó su capacidad máxima de almacenamiento, por lo que se aprovechó para enviar el agua excedente en flujo libre hacia el embalse de Gatún; sin embargo, este volumen de agua no ha sido suficiente para aumentar Gatún a los niveles esperados antes de iniciar la estación seca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *