enero 12, 2020

“Factores intervinientes en los Femicidios de mujeres indígenas Ngäbe Buglé y Afrodescendientes”

 Profesionales panameños de las ciencias sociales presentaron los resultados de un proyecto de investigación sobre la muerte violencia de las mujeres por el hecho de ser mujer, situación conocida como femicidio.

Dicho estudio se titula “Factores intervinientes del femicidio en Panamá: en mujeres indígenas Ngäbe Buglé y Afrodescendientes”, cuyos hallazgos se ven recopilados en un libro. Este proyecto contó con el financiamiento de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) y el Programa de Innovación para la Inclusión Social y la Productividad del Banco Interamericano de Desarrollo.

El equipo de investigación estuvo conformado por el Dr. Luis Carlos Herrera, la Dra. Virginia Torres-Lista, la Mgtr. Markelda Montenegro, la Mgtr. Toribia Venado y la Mgtr. Saima Pitti, todos miembros del Centro de Investigaciones Científicas de Ciencias Sociales de la Universidad Santa María La Antigua.

El estudio, que analizó los casos de muerte violencia a la mujer entre 2014 y 2018, encontró que en ese periodo de tiempo se dieron 115 femicidios, de las cuales 58 eran mujeres blancas; 51, afrodescendientes; mientras que 6, indígenas Ngäbe Buglé.

Las provincias de Panamá, Colón y Panamá Oeste ocupan los principales lugares donde ocurren los femicidios de mujeres afrodescendientes.

Otro hallazgo de la investigación es que el arma de fuego, seguido del arma blanca, golpes y estrangulamientos son, en ese orden, los más utilizados para acabar con la vida de las víctimas, y que la mayoría de las mujeres que perdieron la vida a causa del femicidio se encontraban entre los 20 a 35 años.

La investigación arrojó que persiste desigualdad social por razones de género, etnia y condición, y que existe falta de acceso a la justicia en el país. Los estereotipos, el sistema patriarcal, el racismo, la discriminación en todas sus manifestaciones, exclusión y desigualdad de las mujeres inciden en la violencia a la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *