junio 21, 2020

Empresarios piden a diputados corregir el rumbo

En los últimos días, hemos sido testigos de hechos y conductas de algunos diputados que, además de reñir con las normas y costumbres ciudadanas, son un irrespeto a la confianza de quienes los eligieron con sus votos en la pasada contienda electoral.

El actuar de algunos miembros del Órgano Legislativo, que los lleva a elevarse por encima de las disposiciones legales bajo el precepto de una mal interpretada inmunidad parlamentaria, se suma a una serie de situaciones que han demostrado falta de conciencia, causando el rechazo ciudadano.

La ecuanimidad y el respeto son las vías acertadas en las que los panameños debemos transitar para poder consolidar la unidad nacional que nos permita salir de la crisis que vivimos.

Esperamos de aquellos diputados que están alejados de esas malas prácticas sobrepongan su actuar diferenciándose, elevando y enriqueciendo el nivel del debate dentro de la Asamblea Nacional y no permitir que desacrediten la imagen y labor que llevan delante de modo loable.

Asimismo, confiamos en que estos mismos parlamentarios poseen la visión que exige la situación nacional y presenten proyectos de ley que tengan en consideración los impactos a corto, mediano y largo plazo; al tiempo que, tomen en cuenta la participación – a través de herramientas virtuales – de la mayor parte de los actores en este tipo de discusiones como una práctica sana y que brinda menor espacio a las improvisaciones y equivocaciones.

A las puertas de la instalación de la segunda legislatura, recordamos que, en las últimas elecciones, los panameños dieron un claro mandato de cambio al renovar, en 75%, los diputados que conforman el hemiciclo legislativo, con la expectativa de que, con una nueva gestión, se dieran actuaciones realmente distintas y alejadas de la politiquería.

La Asamblea Nacional, debe ser punto de encuentro para que todos los actores nacionales, empresarios, trabajadores, estudiantes, grupos étnicos y demás miembros de la sociedad, acudan y presenten sus posturas bajo un marco de diálogo y tolerancia como los elementos esenciales para la convivencia pacífica en democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *