junio 26, 2020

Frenadeso se pronuncia sobre cambio de Gabinete en medio de Pandemia

El 2 de junio el presidente de la República anunció que se harían cambios en su gabinete. Habló de dos ministros, pero se adelantó a señalar que los ministros del MOP, Rafael Sabonge, y el de la Presidencia, Gabriel Carrizo, también vicepresidente, acusados de corrupción en medio de la pandemia, se mantendrían en sus cargos.

Destituyen a la ministra de Salud

El 24 de junio anunció los cambios, no de dos ministros, sino de tres. Markova Concepción del MIDES, reemplazada por María Inés Castillo; Inés Samudio del MIVIOT, reemplazada por su viceministro Rogelio Paredes y Rosario Turner, la ministra de Salud y jefa del equipo que tantos elogios había recibido del propio mandatario en la pandemia, por su viceministro, Francisco Sucre. Salen tres mujeres del Gabinete, solo una es sustituida por otra mujer, restándole presencia a éstas en un Gabinete que antes se vanagloriaba del hecho de que en un momento tuvo seis mujeres.
La sorpresa de los cambios para muchos, para ella misma y para el Secretario General del PRD, fue la ministra Rosario Turner y por ello se han levantado toda una serie de rumores y especulaciones que solo pueden ser aclarados por Cortizo y Turner. Ella no renunció, además, fue sustituida sin explicación alguna.

Muchas veces, cuando se producen situaciones como éstas, se comienzan a buscar héroes y villanos. O a personalizar los hechos como si se tratara de un simple asunto de índole personal.

Panamá vive una profunda crisis desde antes de la pandemia. El Covid-19 vino a agravarla. Los grupos empresariales, beneficiarios del modelo económico neoliberal que se ejecuta desde la dictadura hasta nuestro días y que gracias a él acumularon fortunas inimaginables, buscan sacar ventajas de esta desgracia que sufre el pueblo, lo que implica seguir desmejorando las condiciones de vida y laborales del pueblo trabajador.

En crisis de esta naturaleza también se presentan contradicciones en los bloques de poder. Se busca sacar ventaja de las situaciones en función de intereses particulares. Nótese que todas las cúpulas de los partidos tradicionales, seudo independientes como MOVIN, Lombana, sus diputados y los líderes de los gremios empresariales, coinciden en la reapertura inmediata de los bloques económicos bajo la máxima de que los negocios están por encima de la salud del pueblo. Pero todos ellos tienen sus cálculos electoreros, económicos y tratan de posicionarse en medio de la coyuntura en función de sus objetivos de grupos o personales. Bajo esa lógica se abrieron los bloques 1 y 2 y se levantó abruptamente la cuarentena.

FRENADESO, que con otras organizaciones populares ha roto con el consenso y el discurso que ha pretendido imponer la clase dominante y sus medios de comunicación, advirtió que no había base científica para la apertura de los bloques, que nos enfrentábamos a un crecimiento exponencial de los casos y que se estaba enviando al pueblo al matadero.

Estamos en el peor momento

Los resultados no se hicieron esperar. En pocos días se experimentaron las situaciones que se alertaron lo que llevó al equipo de salud a rectificar la medida de suspensión de la cuarentena, pero el daño ya había sido causado.

Y si antes no había fundamentos científicos para flexibilizar las medidas económicas, ahora menos. Solo en los 25 días de lo que va del mes de junio se han producido:

Renglón

Del 9 de marzo al 31 de mayo

(84 días)

Del 1 al 25 de junio

(25 días)

Incremento
Muertes

336

564

228

Casos

13,463

29,037

15,574

Positividad

23.4%

31%

7.6%

Rt

1.06

1.63

0.57

Hospitalizados

370

826

456

UCI

79

140

61

Muertes por 100 mil hab.

7.7

13.0

5.3

Muertes por día

4.0

9.1

5.1

Por primera vez en un día se arribó a mil casos. Si bien es cierto, como dicen las autoridades, que esto se debe a que se hacen más pruebas, lo peligroso está en la positividad. Ahora de tres panameños que se le practica la prueba, uno resulta positivo.

Se ha llegado a un Rt (radio de expansión) de 1.63, que en los 30 corregimientos más poblados del país y donde se concentra la mayor fuerza de trabajo, es todavía mayor. Hoy son 70 corregimientos a nivel nacional que superan los 10 casos.

A lo anterior hay que agregar que estamos en un punto de saturación de las salas de hospitales y de las unidades de cuidados intensivos. Con carencia de insumos y agotamiento del personal de salud estamos al borde del colapso. Y los más de tres meses de cuarentena, que se justificaron precisamente para evitar este desastre, se irán al traste.

Dilema

Se presenta una encrucijada histórica. Un dilema de suma gravedad. O persistir en una medida que por la falta de voluntad de un gobierno que siempre ha preferido favorecer los intereses económicos de la fracción dominante ha condenado al hambre a la población en pandemia o continuar con la estrategia del “sálvese quién pueda”, la inmunidad del rebaño, con todas las consecuencias que ello trae consigo de muertes y caos hospitalarios.

En estas circunstancias existe la posibilidad que la médica pediatra, hoy ex ministra de Salud, haya preferido esperar otro momento para abrir los restantes bloques a sabiendas que hacerlo hoy en el peor momento, las repercusiones fatales serán peores que en el primer intento de flexibilización de las medidas. Cargar en la conciencia con los cientos o miles de vidas que seguramente se perderán no es fácil. Pero, ¿es ella la única? ¿Por qué no la han acompañado en su salida forzosa del ministerio su equipo de salud y sus asesores, especialmente Xavier Sáez Llorens que responde a los intereses de esa clase dominante?

Contradicciones

Es evidente que los grupos de poder económico no han dejado de presionar. Ya hemos dicho que poco les importan la salud y vida de los panameños. Para estos señores son daños colaterales. Y eso causó contradicciones circunstanciales con Rosario Turner y Cortizo prefirió sacarse una piedra del zapato que hoy le molestaba en su relación con los que en verdad poseen el poder económico, entre esos, el caso de Minera Panamá que, a través de sus sindicatos amarillos, viene presionando por la apertura del proyecto pese a los muertos y numerosos casos de COVID-19 que allí se dieron.

Pero no podemos olvidar que si llegamos al punto en que nos encontramos hoy fue por decisiones asumidas por la propia Rosario Turner, como el levantamiento abrupto de la cuarentena, así como ha sido cómplice también del robo y la corrupción al justificar las compras y gastos dolosos. La reunión que ella convocó como parte del CEN del PRD y que terminó en una parrillada, es otra parte de esta historia, pero sin mayores implicaciones.

Las decisiones fundamentales no se toman en el Gobierno, ni en el partido gobernante, sino fuera de esos espacios y se formalizan en la llamada “Comisión del Día D”, donde están representados los intereses de la élite económica, específicamente del grupo Motta y los ultramillonarios que siguen manejando los hilos del poder.

Por eso se justifica la posición asumida por la principal central sindical del país, la Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI), de retirarse de una Mesa Laboral que no llega a acuerdos con el sector patronal, porque los empresarios saben que sus intereses están salvaguardados en esa comisión y el Gobierno impone medidas en función de ello. Al margen de la Mesa y del Código de Trabajo, empresas imponen mutuos acuerdos lesivos a los trabajadores, despiden, reducen salarios y desconocen convenios colectivos.

Otros elementos están en las palestra. Entre ellos la negativa de Turner de aprobar todas las órdenes de compra que venían de la Presidencia, especialmente del entorno más cercano a Cortizo, hablamos de los ministros Carrizo, Sabonge, Rojas Pardini y Martínez. Son diferencias por los negociados que se han venido perpetrando en medio de la pandemia. El PRD tiene antecedentes: caso CEMIS, Odebrecht, CSS, Canal, etc. En algunos ha estado implicado el propio Cortizo.

Lo otro son diferencias entre la cúpula del PRD y ese grupo que rodea a Cortizo y que responden a sectores del poder económico como Mello Alemán, Pipo Virzi y Alberto Vallarino, los tres también integraron el círculo cero de Ricardo Martinelli y tienen toda una historia de atraco al Estado. Son diferencias por cuotas de poder político que ya se habían revelado en la campaña electoral cuando Cortizo, al margen de la dirigencia de su partido, impuso a Carrizo (Petaquilla Gold) como jefe de campaña y luego como vicepresidente. El secretario general del PRD ha reconocido públicamente que no solo en el cambio de Turner, sino también en los otros ministerios, su partido no fue consultado.

Cortizo no nombró a Noriega porque se murió

Hemos venido diciendo esto y hoy se confirma. Los tres nombramientos responden a lo que dice esa frase.

Markova Concepción, que responde al grupo Motta, aspiraba desde un inicio a la posición en que ha sido nombrada. Su ministerio, el MIDES, encargado de la repartición de bonos y bolsas de comida, ha sido incapaz de dar respuesta a la población afectada. A muchas comunidades aún no llega la ayuda y ni siquiera 74 mil trabajadores con contratos suspendidos han recibido el famoso bono luego de más de tres meses de cuarentena, mucho menos desempleados y sector informal. Es reemplazada por María Inés Castillo, hija del dirigente del PRD desde la época de la dictadura y miembro de la directiva de la ACP, Elías Castillo.

Inés Samudio del MIVIOT ha sido reemplazada por su viceministro Rogelio Paredes. Este ministerio estuvo implicado en un denunciado negociado de bonos y Paredes es el hijo del difunto Rigoberto Paredes, acérrimo norieguista. En 2015, cuando Pedro Miguel González, con Rubén De León logró el control de la Asamblea de Diputados, fue destituido del cargo que ocupaba en ese órgano del Estado.

Rosario Turner, es reemplazada por Francisco “Paquito” Sucre. Hijo del representante de Juan Díaz en época de la dictadura, Paco Sucre, y cuyo hermano, Javier Sucre, como diputado tiene de suplente a Omar Castillo, hijo de Elías Castillo y hermano de la hoy ministra del MIDES y cuñado de Joaquín Rodríguez Salcedo, casado con Patricia Castillo la otra hija de Elías Castillo, implicado en el caso Blue Apple.

Los tres estuvieron nombrados en el Gobierno PRD de Martín Torrijos y Samuel Lewis Navarro.

Encima, Cortizo nombra a viejos colaboradores de la dictadura, responsables de la deplorable situación actual de la salud pública, en un denominado Consejo Consultivo, como los ex ministros de Salud Francisco Sánchez Cárdenas, Jorge Medrano y Camilo Alleyne, este último implicado, al igual que Rosario Turner, en el envenenamiento masivo con dietilenglicol.

De tumbo en tumbo

Estamos ante un Gobierno que ha venido de tumbo en tumbo. Cortizo demuestra no solo que nunca estuvo preparado frente a la pandemia, que nunca hubo planificación y que todo ha sido improvisación, sino que tampoco estuvo preparado para gobernar. No ha cumplido un año y ya ha tenido que sustituir a 6 ministros y al menos ocho viceministros.

Cortizo responde claramente a los intereses del grupo económico dominante. Ha endeudado en más de 5 mil millones de dólares al país y planea seguir haciéndolo, para apoyar al capital financiero y a las grandes empresas, mientras da miserables bonos al pueblo.

Se prepara para abrir el llamado bloque 3 para complacer al poder económico. Esto supondrá, como hemos señalado una gran mortandad y el colapso del sistema de salud que supuestamente la cuarentena buscaba prevenir.

Es el gobierno que más rápidamente se ha desgastado y no se recuperará ya. El PRD, a través de algunas figuras, buscará sobrevivir tratando de jugar el papel de ser partido de Gobierno y a la vez de oposición ante sus diferencias con Cortizo y su equipo. Para ello intentarán utilizar la figura de la ex ministra Turner convirtiéndola en mártir o víctima de Cortizo y con ello acercarse a otros grupos de derecha y seudo independientes que antes los han acompañado en la gestión de Gobierno y que representan los intereses del poder económico. Es el partido de Gobierno que controla también la Asamblea, pero ya se ha comprobado que el Ejecutivo tiene todos los recursos, mecanismos de chantaje, partidas y contratos, para someter no solo a los diputados del oficialismo sino del resto de los partidos tradicionales.

En los toque de queda han arrestado a más de 50 mil panameños, en su mayoría por buscar cómo sobrevivir ante la falta de una verdadera ayuda gubernamental, a algunos les han impuesto procesos penales. Ese tratamiento hacia los sectores populares es importante para que el pueblo constate quiénes son realmente los enemigos y que las contradicciones a lo interno del oficialismo y entre las fracciones burguesas son secundarias. Por ello hay que insistir en una opción propia, lejos de todos aquellos que representan más de lo mismo.

La suerte está echada

Se nos presenta un futuro incierto. Estos hechos no deben distraer al pueblo ni desconcentrarlo del escenario que se nos presenta de imposición, en base a un inconstitucional Estado de Emergencia, de una “nueva normalidad” autoritaria, neoliberal y excluyente, de violación a los derechos humanos, de desconocimiento de conquistas y derechos laborales, de crecimiento grave de la pobreza, del desempleo, del hambre, de incertidumbre sobre la educación pública, combinado con un posible empeoramiento de la situación de salud.

Es un momento de resistencia y lucha, que requiere de los mejores esfuerzos, de la unidad y del combate sin tregua de las organizaciones populares.

Es el momento de organizarnos, construir poder popular y autoconvocar a una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes.

Panamá, 26 de junio de 2020.

FRENADESO
FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS Y SOCIALES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *