julio 9, 2020

Dígame por favor, ¿cómo está mi paciente?

Como Comité de Protección al Paciente y Familiares (y de los buenos funcionarios), hemos escuchado el clamor de familiares de pacientes, que, a  ser hospitalizada una persona, con sospechas o con el COVID-19, los familiares o quien les representa, al preguntar por el estado de su paciente, no se les da respuesta, antes, ni durante el tiempo que está hospitalizado y a veces, cuando el familiar insiste, se encuentran con la dura noticia que su pariente ha fallecido.

Sabemos que no contamos en la actualidad con el personal suficiente para dar respuesta diaria del estado de salud de cada paciente en los diferentes hospitales a nivel nacional, pero aun así, sea la patología por la cual esté hospitalizado, se debe dar la información, de manera clara y correcta, solo a un representante autorizado del paciente, para recibirla, y así, no se viola la Ley 68 de 2003: “Que regula los derechos y obligaciones de los pacientes, en materia de información y de decisión libre e informada”, publicada en la Gaceta Oficial No. 24,935, del 25 de noviembre del 2003.

Esta falta de información se extiende a todo el interior de la República, desde Colón, las Comarcas, Chiriquí y Bocas del Toro. Esto no solo es deber de la Caja de Seguro Social, sino también del Ministerio de Salud, como entidad rectora. Todo esto, con el fin de dar en el menor tiempo posible, respuestas al estado de salud de los pacientes, tanto de diferentes patologías, como de quienes ingresan por COVID-19.
Sugerimos, que se implementen estrategias a nivel nacional tendientes a disminuir la ansiedad e incertidumbre de los familiares, que atraviesan por la difícil situación de tener sus seres queridos hospitalizados, en estos momentos y especialmente cuando ingresan contagiados por el COVID-19.

Sabemos que se están tratando de resolver todos los problemas que nos aquejan con esta pandemia, y sabemos que hay un gran temor, más entre los médicos, enfermeras y personal que tienen en primera línea de atención, contacto directo con los pacientes, sin embargo les pedimos que hagan el esfuerzo para que se genere en medio de esta situación el menos nivel de ansiedad de parte de familiares que no cuentan con la información debida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *