julio 30, 2020

A tercer debate reformas al Código de Trabajo

Con el agregado de que es importante hacer algo y no cruzarse de brazos, el pleno de diputados  aprobó, en segundo debate,  y de manera presencial, el proyecto de Ley #354, que establece medidas temporales de protección del empleo en las empresas afectadas por el COVID 19.

La iniciativa recibió varias modificaciones en su contenido  original, tanto en el primero como en el segundo debate, dejando la salvedad los diputados  de que se trata de normas temporales y no es que se pretenda a un futuro reformas al Código Laboral.

Los artículos hacen referencia a  que el empleador   reintegrará  a sus trabajadores con contratos suspendidos, de forma gradual,  tomando en consideración las recomendaciones del Comité Especial de Salud e Higiene y atendiendo a las  disposiciones sanitarias emitidas por las autoridades competentes.

Se  prohíbe la contratación de nuevos trabajadores en igual o similar posición a la de un trabajador con contrato suspendido para no vulnerar el derecho de retornar  sus labores.

Sólo se permitirá la contratación de nuevas plazas si las empresas lo requieran.

Contempla que esta decisión deberá ser informada por escrito a la organización sindical o a los trabajadores cuando  no exista ésta.

Establece que los trabajadores que no sean reintegrados, con la apertura de las empresas,  mantendrán sus contratos que serán prorrogado, mes a mes, hasta el 31 de  diciembre de 2020, conforme a los procedimientos establecidos, para tal fin, por el Órgano Ejecutivo, a través del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral. En estos casos no se aplicará  la figura del silencio administrativo.

En  el periodo de debate,  los parlamentarios coincidieron en garantizar un proyecto de ley que beneficie a las miles de personas que se les ha suspendido sus contratos de trabajo producto de la pandemia y poder recuperar el tema económico del pais.

Para el diputado Victor Castillo y presidente de la Comisión de  Trabajo y Salud se patentiza claramente que no habrá discriminación por raza, por ideas políticas, por religión, por discapacidad, ya que es intrínseco su elemento principal que es proteger  las plazas ya  ganadas de un numeroso grupo  de  panameños  que no laboran debido a la crisis sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *