agosto 17, 2020

Descubren nueva especie de Camarón en Parque Nacional Coiba

La expedición del año pasado, parte de un proyecto para comparar microbiomas de animales en los océanos Pacífico y Atlántico, resultó en el descubrimiento de varios géneros de animales nuevos y una especie de camarón de barro llamado así en honor al becario postdoctoral de STRI, Matt Leray.

John Steinbeck escribió Por el mar de Cortés (The Log From the Sea of ​​Cortez) en 1951, su crónica de una expedición con el biólogo marino Ed Ricketts a lo largo de la costa de California y México. Ricketts nombró en honor a Steinbeck, su amigo y patrón de la expedición, a varios de los muchos animales marinos nuevos que encontraron. En una expedición similar en febrero del 2019 al Parque Nacional Coiba de Panamá en el Océano Pacífico, biólogos marinos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) descubrieron casi todos los días, varios animales, géneros y especies nuevas no descritas, nunca antes vistas o fotografiadas.

Matthieu Leray, becario postdoctoral de STRI, invitó a dos zoólogos, el investigador asociado de STRI Arthur Anker y Paulo Pachelle, a unirse a la expedición a Coiba. Ambos tienen su sede en Brasil y se especializan en la identificación de crustáceos decápodos, como camarones, cangrejos, cangrejos ermitaños y langostas.

Anker nombró a uno de los nuevos géneros y especies de camarones de barro de la familia Laomediidae, Strianassa lerayi, para honrar tanto al Smithsonian en Panamá como a su amistad con Leray. El nombre genérico proviene de la abreviatura del Smithsonian Tropical Research Institute y de las últimas seis letras de un género morfológicamente similar, Axianassa. Dado que “anassa” se deriva de la palabra griega antigua para reina, el nombre del nuevo género significa literalmente “Reina de STRI”.

“Arthur pudo describir tres nuevos géneros y una nueva especie de camarón basándose en una semana de recolección en el Parque Nacional Coiba”, comentó Leray. “Esta es una contribución fenomenal a nuestro conocimiento de un solo grupo de organismos. Estamos en el proceso de identificar lo que encontramos y pronto anunciaremos más especies nuevas”.

El equipo encontró el único espécimen conocido de este nuevo camarón de barro debajo de una roca mientras practicaba esnórquel en aguas poco profundas del archipiélago.

El sitio de su descubrimiento está a solo unos kilómetros de la más reciente estación de investigación de STRI en isla Coibita. Anker y Pachelle también encontraron una pequeña almeja con una concha muy reducida, un manto enorme con papilas y una pata larga extensible, conocida popularmente como “almeja yoyo”. Estos moluscos bivalvos inusualmente móviles y activos viven en simbiosis con los camarones mantis. Esta es la primera almeja yoyo conocida del Pacífico oriental y representa una nueva especie del género Divariscintilla. Sorprendentemente, el sitio donde encontraron ese espécimen de la almeja es el “área de estacionamiento” de botes de la estación STRI en Coibita. La especie está siendo estudiada ahora por un equipo japonés, todos especialistas en este grupo de moluscos difícil de identificar taxonómicamente.

“Estamos encantados con el potencial de nuestra nueva estación de investigación en Coibita”, comentó Oris Sanjur, directora interina de STRI. “El Pacífico oriental tropical aún está en gran parte inexplorado por especialistas con conocimiento de estos organismos menos obvios. En nuestra Estación de Investigación de Bocas del Toro, la directora, Rachel Collin, inició un programa llamado Capacitación en Taxonomía Tropical que trae a Panamá a especialistas de todo el mundo. En los últimos 10 años, han identificado más de 75 nuevas especies, muchas de las cuales solo se encuentran en Panamá. Esperamos fomentar programas similares basados ​​en la estación Coibita”.

La expedición fue financiada por STRI y la Fundación Gordon y Betty Moore como parte de un proyecto mucho más grande llamado The Role of Microbes in Shaping Tropical Ecosystems. El objetivo de ese proyecto es comprender mejor cómo evolucionan las comunidades microbianas comparando los microbios en “especies hermanas”, animales que se separaron cuando el surgimiento del istmo de Panamá dividió un océano en el Atlántico y el Pacífico, hace millones de años. Los científicos quieren comprender mejor qué tan estrechamente asociados están los microbios con sus huéspedes y la importancia del medio ambiente y otros factores para determinar su presencia.

Los investigadores agradecen al personal del Parque Nacional Coiba y al Ministerio del Ambiente de Panamá, MiAmbiente, por los permisos de recolección que hacen posibles nuevos descubrimientos como este.

“Recolectamos Pachelpheus pachyacanthus y una nueva especie de almeja en la playa de Coibita en un metro de agua durante la marea baja, lo que me dice mucho acerca de lo rica, única e increíblemente poco estudiada fauna marina del Parque Nacional Coiba (y el Pacífico Oriental Tropical)”, comentó Leray.

Además de Strianassa lerayi, el equipo de STRI que trabajó en Coiba en el 2019 descubrió otros camarones nuevos y Arthur Anker los describió:

Pachelpheus pachyacanthus: Nuevo género y especie de camarón alfeido que habita en madrigueras, descubierto en Isla Racheria (Coibita) cerca del área de estacionamiento de botes; el género fue nombrado en honor a la amiga y co-coleccionista de Anker, Pachelle.

Unesconia coibensis: Nuevo género y especie de camarones palemónidos miniatura asociados a esponjas; el género fue nombrado en honor a la UNESCO, que declaró a Coiba como Patrimonio de la Humanidad.

Triacanthoneus blanca: otra nueva especie de camarón alfeido que fue nombrado en honor a Blanca Figueroa, una ex investigadora de postdoctorado en el laboratorio del científico Aaron O’Dea en STRI.

Los investigadores también agregan al Leslibetaeus coibita, también un nuevo género y especie, que fue descrito por Anker y colaboradores en el 2005 cuando Anker era becario postdoctoral en STRI. El nombre de la especie indica que fue recolectada en Coibita, justo enfrente de la estación.

“Los microbios nuevos los encuentras por docenas”, comentó Bill Wcislo, científico senior y líder del proyecto de microbiomas junto con Jonathon Eisen en la Universidad de California Davis. “Pero que varios géneros de hospederos nuevos se recolecten en un solo grupo de invertebrados en tan poco tiempo. Eso es algo extraordinario. ¡Y una nueva especie con el nombre de STRI y Matt Leray es espectacular! Es solo la punta del iceberg de la joya de la corona más nueva del Smithsonian”.

El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, en ciudad de Panamá, Panamá, es una unidad de la Institución Smithsonian. El Instituto promueve la comprensión de la naturaleza tropical y su importancia para el bienestar de la humanidad, capacita estudiantes para llevar a cabo investigaciones en los trópicos, y fomenta la conservación mediante la concienciación pública sobre la belleza e importancia de los ecosistemas tropicales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *