septiembre 2, 2020

Aragón sé inmola contra la autocracia y traición a la patria

Por: Abdiel De León

PREVIO A LO ACTUADO

Un cable del periodista Leopoldo Aragón, abogado y corresponsal de prensa en Panamá ( 1959-1966 ), señala que ha visto un documento con fecha 16 de febrero de 1968 del Army Corps of Engineers Draft Position Paper, planteamiento que señala ‘la necesidad de poner un gobierno militar en Panamá con Torrijos a la cabeza y así lograr un tratado que no tuviera los problemas que se dieron en 1967’.

¿Y cuáles eran esos problemas para USA? ‘Un tratado que le garantice una Cláusula de Intervención’, la cual ya había sido eliminada de la Constitución de 1904 en 1936 durante el gobierno de Harmodio Arias. ‘Cláusula lesiva a la dignidad del panameño’.

Los hechos del 9 de Enero, sentaron a USA en la mesa de negociaciones, y los Tratados Tres en Uno fueron rechazados por la Asamblea Nacional y el pueblo panameño. Mientras que Bolívar Vallarino ordena a los miembros de la Guardia Nacional, a raíz de los disturbios que se producen el 9 de Enero: ‘No enfrentarse a los panameños’ y ‘ el Ejército estadounidense visto en las áreas periféricas de Panamá, recogerlo y entregarlo en la Zona del Canal’.

El jefe de la Zona Militar de Chiriquí, teniente Omar Torrijos, es trasladado por un avión del Ejército Norteamericano a Colón, siendo el único oficial que desobedece las órdenes de Vallarino.
Fuente:
(ESTRELLA DE PANAMÁ) 7 de septiembre 2013.

UNA DURA DECISIÓN
(ANTORCHA HUMANA)

En horas de la mañana del jueves 1 de Septiembre de 1977, en Estocolmo, Suecia, el periodista panameño Leopoldo Aragón Escalona, caminaba lentamente sobre la calle situada en la parte posterior de la Embajada de los Estados Unidos, Aragón, llevaba en sus manos un recipiente con gasolina y una cajetilla de fósforos, repentinamente se bañó con ese líquido inflamable, encendió un cerillo e inmediatamente se convirtió en antorcha humana.

Las llamas cubrieron todo su cuerpo de pies a cabeza, también el pavimento alrededor suyo. Se acomodó sobre la calle donde era devorado por el fuego.

Fue trágico, sus amigos y compañeros periodistas de Estocolmo fueron testigos de la trágica decisión, un funcionario de la Embajada de Estados Unidos salió con extinguidor trató de sofocó las llamas que cubrían su cuerpo, pero ya era tarde.

Leopoldo fue llevado al hospital Karolinska, de Estocolmo, tenía tantas quemaduras graves y profundas en todo su cuerpo que lo llevó a falleció antes de llegar al centro médico. (Él hacía 48 horas había cumplido 50 años de vida).

La radical acción la ejecutó repudiando y condenando el régimen militar dictatorial de Omar Torrijos, la presencia militar norteña y el apoyo que (USA) le otorgó a ese gobierno de facto; antes de fallecer exclamó: “No firmen los Tratados Torrijos-Carter”.

Aragón, denunció los acuerdo Torrijos-Carter, por su contenido y espíritu; Porque núnca se tomó en cuenta lo planteado en el “Congreso por la Soberanía”, luego de los acontecimientos de Enero de 1964, “donde ningún militar participó”, ya que ellos reprimieron a los propios panameños (Colón 12 de Ene 1964).

LA NOTICIA NO FUE DIFUNDIDA

Los medios de comunicación panameños “censurados” por la dictadura no reportaron nada y el hecho se conoció por un escrito realizando por el periodista Milciades Ortiz en el diario Crítica de aquellos años.

En tanto en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, un grupo de estudiantes, en un mitin anuncian la muerte de un patriota que su amor por la causa panameña lo había llevado al martirio.

“En su testamento”, duramente criticó eso documentos:

-“Los acuerdos del Canal son dos, uno de control y funcionamiento que finalizó el 31 de Dic. de 1999; El segundo es el de Neutralidad y es “Permanente”, donde Estados Unidos tendría el derecho de intervenir unilateralmente en la República de Panamá, bajo el régimen de neutralidad permanente, eso se cumplió ( El 20 de Dic. 1989)”.

La permanencia de las tropas militares en el país, 23 años más sirvió y garantiza a EEUU, para cumplir con sus planes anti insurgentes de “La llamada Seguridad Nacional”, formulados en los documentos “Santa Fe I, II, III; además de las injerencias e intervenciones en los países de Centro y Suramérica, también con las acciones militares conjuntas y las acciones cívicas que llevaron a cabo, ( en 1979 se registró la represión conjunta donde participaron la Policía zonians (GRINGA) y la Guardia Nacional de Panamá en territorio nacional contra el ” Movimiento Dios y Patria”).

Leopoldo Aragón, era oriundo de La Villa de Los Santos, en el interior de Panamá. Años antes de tomar esa decisión fue acusado por el Gobierno de Omar Torrijos de ser un conspirador para tumbar al régimen, por eso fue forzadamente detenido en Costa Rica en 1968, cruelmente torturado y llevado a la isla penal Coiba’, posteriormente fue obligado a abandonar el país hacia el exilio en Suecia.

“Según cuenta Miguel Antonio Bernal, Aragón se unió a unos 300 exiliados políticos diseminados en varios países, que incluía a México, Colombia, Ecuador, Venezuela y Chile, desde donde siguió la lucha”.

Con fuertes convencimiento patriótico, Aragón ilusionaba ver a Panamá libre y soberana, sin intromisión extranjera y de todo tipo de tratados que vulneran a futuro su soberanía.

(“Pueblo panameño: para defender nuestros derechos, para no ser burlados, y para que la Patria no sea traicionada, yo ofrezco mi vida. Cuando las llamas me envuelvan y la vida se me disipe, mi pensamiento y mi corazón estarán con ustedes, mirando a mi bandera, amando a mi Patria y defendiendo su derecho”).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *