septiembre 22, 2020

Continúan ahorros en usuarios por uso de calentadores solares de agua

Como parte de la política para un mayor uso de las fuentes renovables de energía y la eficiencia energética en el país, continúa la instalación de calentadores solares de agua, en el sector comercial, hospitalario y hotelero, para llevar ahorros a los usuarios de esta tecnología, pues cuando se calienta agua no se necesita hacer gastos de electricidad ni de gas licuado para múltiples actividades.

El proyecto Termosolar Panamá, ejecutado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y coordinado por la Secretaría de Energía de Panamá, donó hoy dos sistemas de calentamiento solar de agua a una residencia de guardabosques en el Parque Internacional La Amistad, área protegida transfronteriza gestionada por Panamá y Costa Rica.

“Esta instalación de calentamiento solar es importante para nuestro país porque contribuye a la transición energética y sustituye la utilización de combustibles fósiles o de electricidad para calentar agua, así que estamos hablando de eficiencia energética y de descarbonización de la economía”, dijo Jorge Rivera Staff, secretario de Energía de Panamá.

Termosolar Panamá busca desarrollar el mercado nacional de calentadores solares de agua y hasta la fecha ha instalado 102 sistemas piloto en edificaciones de salud y asistencia social, hoteles, empresas privadas y residencias particulares.
Los calentadores de agua, que funcionan exclusivamente con base en energía solar térmica, pueden generar cada día hasta 390 litros de agua caliente a 50ºC para estas instalaciones, que tienen capacidad de albergar a seis guardabosques y 12 turistas.

La residencia, administrada por el Ministerio de Ambiente, está ubicada en la comunidad de Las Nubes, provincia de Chiriquí, dentro de un ecosistema de bosque nublado donde se pueden registrar algunas de las temperaturas más bajas del país.
Los calentadores solares de agua en la residencia de guardabosques ayudarán a evitar la emisión de 0.64 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e) al año al no necesitar de la quema de combustibles fósiles como gas o diésel para su funcionamiento. La ejecución del proyecto Termosolar Panamá en todo el país evitará en total 2.6 millones de toneladas de CO2e para 2050, lo cual contribuirá al cumplimiento de los compromisos climáticos suscritos por Panamá en el Acuerdo de París.

“La transición hacia las energías limpias es más urgente que nunca, sobre todo ahora que tenemos la responsabilidad de reconstruir mejor y reactivar nuestras economías con base en la sostenibilidad. Este proyecto es una muestra que gracias a las nuevas tecnologías sí podemos promover el desarrollo y al mismo tiempo la acción climática”, dijo Leo Heileman, director regional del PNUMA en América Latina y el Caribe.
El proyecto también desarrolló dos normas nacionales sobre energía solar térmica, las cuales fueron analizadas y discutidas por un comité publico privado dirigido por el Ministerio de Comercio e Industria de Panamá y aprobadas tras una consulta pública.
Una de las normas trata sobre vocabulario de la energía solar, basada en la norma internacional ISO 9488-1999, y otra sobre funcionalidad y rendimiento térmico de colectores solares para calentamiento de líquidos, basada en la ISO 9806:2017. Ambos estándares, que aún deben ser publicados en Gaceta Oficial, permitirán unificar el lenguaje y los procedimientos del sector con el fin de estimular el uso de este tipo de energía renovable.

Con el fin de capacitar al personal idóneo en la gestión de la nueva tecnología, Termosolar Panamá contribuyó al desarrollo del Diplomado en Diseño e instalación de Sistemas de Calentamiento Solar de Agua de la Universidad Tecnológica de Panamá y el curso de Instalación y Mantenimiento de Sistemas de Calentamiento Solar de Agua del Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (INADEH).
Termosolar Panamá se ejecuta en coordinación con la Secretaría Nacional de Energía, el Ministerio de Ambiente, la Universidad Tecnológica de Panamá, el Banco General y el Panama Green Building Council, y es financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *