octubre 18, 2020

La Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” y su importancia en Panamá

La Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” es una organización comunitaria de la República de Panamá, donde participan organizadas comunidades de distintos puntos del país para mejorar sus condiciones de vida o para evitar lanzamientos por intruso o desalojos debido a las malas políticas públicas de los distintos gobiernos destinadas a no crear soluciones sociales en el país, construir viviendas con fondos públicos en terrenos públicos y a precios de pueblo, muy por el contrario, los gobiernos intencionalmente descuidan a la población en sus necesidades de vivienda *”para ir creando un gran mercado cautivo”* de miles de panameños sin viviendas para que sean víctimas y presas de las empresas inmobiliarias vendedoras y revendedoras de viviendas pequeñas, caras y de mala calidad, quienes endeudan a los panameños de por vida en estas casas pequeñas con valores exorbitantes.
A la fecha se estima que en la República de Panamá existen más de 1 millón 200 mil panameños sin viviendas, de los cuales muchos viven en hacinamientos con sus padres y familiares, otros pagando altos alquileres de sus salarios que no les alcanzan siquiera para resolver sus mínimas necesidades básicas, puesto que el salario nisiquiera cubre el costo de la canasta básica de alimentos y artículos de primera necesidad, no cubre servicios básicos necesarios para la vida humana como los altos costos de la salud, educación, transporte, agua potable, telefonía residencial o teléfonos móviles, vestuario, tanque de gas, y muchas otras necesidades.
Esta situación siempre ha obligado a la población a buscar alternativas de vivienda dadas las nefástas políticas públicas y el poco importa de las autoridades de resolver las gravísimas necesidades de viviendas del pueblo panameño, que son un derecho inalienable reconocido así en el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de igual forma establecido como un derecho social fundamental en el artículo 117 de la Constitución Política de la República de Panamá y en los artículos 626, 627, 628 y 630 del Código de la Familia de la República como ley objetiva.
Todas estas circunstancias terribles para todos los panameños obligaron a que un grupo de dirigentes comunitarios se unieran y de forma organizada y disciplinada dieran origen a una organización comunitaria fundada el 15 de mayo de 1997 día en que el caudillo, adalid del pueblo y general de los pobres Victoriano Lorenzo Troya cumplía 94 años de su ilegal y cobarde fusilamiento, debido a esta fecha de recordación para todos los panameños los dirigentes decidieron adoptar su nombre, y el nombre y nomenclatura Coordinadora debido a que las decisiones sobre actividades o acontecimientos en la organización se toman de forma democrática coordinada entre cada uno de los presidentes de comunidades que la componen, dirigentes o representantes comunitarios, de manera que las decisiones son debidamente coordinadas entre todos, además lleva la nomenclatura “CVL”.
Los fundadores de esta gloriosa organización fueron:
 -Atanacio Morales de la comunidad Kalu Moguir Yala,
-Francisco Alvaez de barriada Las Nubes,
-Verónica Cubilla Valle del Sol,
-George Montes de la comunidad de Los Tecales,
-José kantule barriada Boo Yala,
-Pablo Martínez barriada La Paz,
-José Santos barriada La Cascada,
-Pedro Pineda barriada Peñas Blancas.
– Federico Rodríguez (Pepe) Alto Valle del Sol.
Estos dirigentes comunitarios dieron origen a la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” aquel 15 de mayo de 1997, organización comunitaria que se ha mantenido a lo largo de 24 largos años donde han participado comunidades de distintos puntos del país como una forma de autodefenza contra el olvido discriminatorio, a los ataques de los gobiernos y amenazas de desalojos, logrando soluciones reales,  legalización de muchas comunidades y títulos de propiedad para miles de panameños.
La historia de la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” ha sido de lucha, constancia y sacrificio, marcada por la beligerancia de los dirigentes comunitarios que pasan a formar parte de la estructura, quienes en corto tiempo logran comprender las verdaderas realidades sociales que sufren los panameños, que definitivamente vivimos una encarnizada lucha de clases donde los ricos y millonarios empresarios dueños de los partidos políticos que intentan a través del poder día a día  arrebatar las conquistas de los trabajadores quienes por su lado intentan evitarlo a toda costa, produciéndose de hecho una encarnizada batalla o lucha de clases entre ricos y millonarios burgueses contra los trabajadores pobres, lucha de dos clases (enfrentamiento entre la clase obrera y la clase burguesa).
Los miembros de las comunidades organizadas en la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” logran comprender que no eran comunidades problemáticas que defendian en las calles su derecho a recibir agua potable que es un derecho humano, o energía eléctrica, calles en buen estado, servicio de salud, escuelas para sus hijos y que tampoco eran ladrones de tierra como decian con odio algunos ministros de vivienda, y lo repetian los medios de comunicación, pues, se trataba de un derecho inalienable que le ha sido negado al pueblo panameño por muchos años y a muchas generaciones por todos los gobiernos burgueses, cuyos políticos gobernantes son aliados de la clase burguesa contrarial a los trabajadores que se niegan resolver el grave problema de viviendas al pueblo, para que las inmobiliarias de su propiedad y que son parte del frente empresarial de sus partidos políticos hagan negocios con esta necesidad humana del pueblo, y visto a fondo, esta actitud mercantil de los gobiernos es un crimen contra los panameños, pues, negarle un derecho inalienable al pueblo establecido en la Constitucion y leyes internacionales  para que un grupito de empresarios haga negocios ¡es un crimen de lesa humanidad!.
Esa clase burguesa ambiciosa, acaparadora, explotadora  y depredadora no se ha quedado de brazos cruzados, pues, de la misma forma como el pueblo de la clase obrera se organiza en la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” para luchas por mejores condiciones de vida para sus hijos, por sus viviendas y defenserse, ésta burgusía empresarial se organiza en CONVIVIENDA que es un poderoso grupo donde estan organizadas las principales inmobiliarias de la República de Panamá que hacen jugosos negocios vendiendo casas pequeñas, caras y de mala calidad en terrenos que les fueron regalados por los gobiernos o vendidos en baratillo mientras al pueblo le niegan tierras y viviendas y  lo someten los gobiernos sin soluciones viviendas y amenazas de desalojo con la policía y retroexcavadoras.
Frente a esta realidad el pueblo panameño debe organizarse en sus barrios y sus comunidades y participar en la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” como un medio o herramienta para defenderse de los depredadores de la burguesía y entre todos no solo luchar unidos por tierras y títulos de propiedad, sino tambien por la infrestructura comunitaria como calles, veredas, campos deportivos, áreas públicas para recreación, parques, teléfonos públicos para la comunidad, internet gratuito del programa “Internet para todos” debido a que  son comunidades compuestas por personas de muy escasos recursos porque devengan salarios muy bajos y donde hay un alto nivel de desempleo, y sobretodo luchar por los derechos sociales necesarios para la vida y futuro de sus hijos.
De allí la gran importancia de la Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL” bastión de lucha de los pobres y desposeidos de la República de Panamá, que ven en esta organización una alternativa para que sus voces, gritos y consignas sean escuchadas, que sus actividades y acciones de lucha queden marcadas en la historia para siempre y produzcan los resultados que no nos dieron las urnas hasta el día de hoy.
*¡LAS TIERRAS SON DEL PUEBLO!*
*¡LA PELEA ES PELEANDO!*
*Somos: Coordinadora Victoriano Lorenzo “CVL”*
Domingo 18 de octubre de 2020.
Comparte en tu comunidad con todos tus vecin@s, familiares, amistades, seres queridos y compañer@s de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *