noviembre 13, 2020

Primeros avistamientos de lek y comportamiento de cortejo en murciélagos de cara arrugada

Los murciélagos de cara arrugada no solo tienen las caras más retorcidas de todas las especies de murciélagos, los machos también tienen una solapa de piel blanca peluda que pueden colocar sobre la parte inferior de sus caras, no muy diferente a las máscaras faciales que usa la gente. En un nuevo informe publicado en PLOS ONE, los investigadores y colegas del Smithsonian describen las primeras observaciones de cortejo en esta especie.

“Fue un encuentro increíblemente afortunado con estos ‘seductores enmascarados’ que rara vez se observan”, comentó Marco Tschapka, investigador asociado del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y profesor en la Universidad de Ulm.

En septiembre del 2018, durante una caminata nocturna en San Ramón, Costa Rica, dos guías naturalistas notaron varios murciélagos “feos” colgando de unas ramas bajas cerca de un sendero. Llamaron a amigos que saben de murciélagos, quienes a su vez llamaron a su profesor, Bernal Rodríguez-Herrera de la Universidad de Costa Rica.

“La mayoría de la gente piensa que todos los murciélagos son feos, así que al principio no me tomé el informe muy en serio, pero cuando enviaron fotos, nos dimos cuenta de que estos animales eran murciélagos de cara arrugada, Centurio senex, un hallazgo increíble”, comentó Rodríguez. “No solo es una especie poco común que a muchos investigadores de murciélagos les encantaría tener en sus listas de vida, sino que estos murciélagos estaban haciendo algo que nadie había visto antes”.

Rodríguez llamó a Tschapka, quien estaba dirigiendo un curso de campo en Costa Rica. Tschapka aprovechó la oportunidad de unirse al proyecto liderado por Rodríguez-Herrera y ver no solo uno, sino muchos murciélagos de cara arrugada juntos.

“No esperábamos ver estos murciélagos en San Ramón”, comentó Tschapka. “Su rango se extiende desde México hasta Colombia y Venezuela, pero casi nunca los capturamos en nuestras redes. Si estuviera desesperado por encontrar uno, probablemente iría al bosque seco de tierras bajas en el noroeste de Costa Rica, pero nunca a un bosque nuboso”.

Los murciélagos colgaban juntos en un área relativamente pequeña, colgando de árboles y arbustos a solo 2.35 metros (alrededor de 8 pies) del suelo. Todos eran machos, fácilmente reconocibles por la evidente mascarilla que solo está presente en machos adultos, nunca en hembras. Todas las noches, los murciélagos comenzaron a ocupar sus perchas alrededor de las 6 pm. A medianoche, habían vuelto a desaparecer.

Pronto, el equipo sospechó que este increíble hallazgo era en realidad un grupo de machos que se mostraban ante una multitud de hembras. Grabaron el comportamiento de los murciélagos con una cámara de vídeo con detección de infrarrojos y realizaron grabaciones de sonido utilizando un micrófono de ultrasonido conectado a una computadora. Los machos que colgaban con las máscaras sobre la cara pasaban la mayor parte del tiempo jugando con las puntas de sus alas y emitiendo llamados de ecolocalización ultrasónicos, de vez en cuando intercalados con secuencias de trinos más largos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *